AFRONTAMIENTO DE LA MUERTE
 

La muerte en los países occidentales se concibe como un aspecto negativo.

  • La ansiedad ante la muerte puede ser precedida por:

-          La muerte acaba con la identidad de la persona.

-          Desamparo de miembros queridos.

-          La muerte es un cambio a los desconocido.

·         La relación de la ansiedad con la edad: a mayor edad, tienen menos ansiedad ante la muerte (más familiar, pensando sobre el tema, piensan más en ella y está más presente).

·         La ansiedad ante la muerte y satisfacción a la vida:

-          Jóvenes: mayor ansiedad cuanto más satisfechos con la vida.

-          Mayores: menor ansiedad cuando están más satisfechos con la vida.

 

 ·         Ansiedad y creencias religiosas: las personas religiosas muestran menor ansiedad ante la muerte. Aquellas personas que son creyentes, pero no lo practican muestran mayor ansiedad. Experiencia de la muerte de aquellas personas que saben que van a morir.

·         Estudiar a enfermos terminales: para ellos, la muerte es un proceso donde ellos van viviendo hasta que llegue.

hübler-ross (estudia la muerte como proceso). Ha identificado algunos sentimientos ante la muerte (gente con cáncer, sida…). Hay 6 emociones:

1)     Actitud de negación: pensar que no es cierto lo que le está ocurriendo, niegan la realidad, también se puede dar en los familiares del paciente. Perjudicaciones: no hablar de los síntomas, de la enfermedad… “conspiración de silencio”.       
La negación de la enfermedad impide que se compartan sentimientos y que el enfermo pueda arreglar relaciones perdidas, mal cerradas, etc.

2)     En estos momentos, el paciente siente rabia e ira (“¿Por qué me ha tocado a mí?”).

3)     Sentimientos de injusticia que se proyectan a personas cercanas.

4)     Negociación: el enfermo intenta prometer algo para seguir viviendo o tener más intervalo de tiempo. Propone una meta o hitos e intenta negociar con la muerte. Esto también se puede dar en los familiares.

5)     Tristeza y depresión: desea morir cuanto antes (“Que pase rápido”).

6)     Aceptación: personas que aceptan aquello que les pasa e intentan aprovechar el tiempo para cerrar asuntos pendientes y disfrutar el tiempo que les queda.

 

TEORÍAS

¿Qué es lo que pasa con la relación social en la segunda vejez?

Gran parte de los cambios de la mitad de la vida puede dar a una menor interacción social. (Ej: jubilación: lleva a relacionarse con la gente solo conocida, pero más dificultad para conocer gente.) (ej: viudedad: se pierde la relación con la pareja. Se producen cambios en la salud que perjudican la movilidad del sujeto). La tendencia es que las relaciones sociales disminuyen en la segunda mitad de la vida.

Hay tres marcos teóricos:

1)     Teoría de la desvinculación.      
Contempla la disminución de la actividad social en la vejez como un proceso natural y adaptativo. La reducción de la vinculación con las otras personas es como un proceso adaptativo que nos prepara para la desvinculación última que es beneficioso, tanto para el sujeto como para la sociedad en su conjunto. Esta desvinculación se da porque el mundo social, como la jubilación, los mayores estén menos ligados a obligaciones. De este modo, cuando la persona muere, la sociedad no se resiste tanto. La liberación de las tareas de las personas mayores benefician a una renovación que las generaciones más jóvenes accedan a las cargas que tenían los mayores.    
cummings & hanry. Proponen que el cortar las relaciones también es adaptativo de forma individual, porque ante una situación donde la persona tiene energía y capacidades son cada vez más limitadas para utilizar esa energía para uno mismo. Tendencia a la introversión (disminución de recursos de tiempo y energía que los utiliza preferentemente a sí mismo).   
Desvinculación social e individual.

2)     Teoría de la actividad.    
Niega mucho de los supuestos de la teoría de la desvinculación por su vista optimista. La nueva teoría apoya que haya una disminución de la interacción social, pero niega que sea irreversible y deseada por la persona.      
Cuando se produce una disminución de la interacción se da muy a pesar del sujeto envejecido. Realizan 2 tipos de estudio:

-          El bienestar de las personas: a más actividad que realicen, más bienestar muestran. (bienestar subjetivo)

-          Estudios de intervención: miden el nivel de vínculos o actividades sociales llevados por personas mayores y propagar programas e intervenciones para la gente de la tercera edad. Miden antes y después de la intervención el grado de bienestar. Obtienen que las personas mayores más ocupadas tienen un nivel mayor de bienestar.

3)     Teoría socioemocional.   
L cartstensen. Implica la teoría del ciclo vital donde incluye la capacidad de adaptación de las personas. Pone gran énfasis a la selección. Parte del hecho que a medida que envejecemos, los vínculos sociales descienden selectivamente, que afecta a los vínculos más superficiales. Sólo disminuyen las relaciones superficiales. Los vínculos más estrechos permanecen intactos. En segundo lugar, hay allegados íntimos en que descendería su contacto y las relaciones superficiales tenderán a disminuir vertiginosamente. Nuestro círculo íntimo siempre queda estable.    
Teoría del ciclo vital: las personas tendemos a seleccionar quedándonos con los más íntimos.

¿Por qué sucede esto? (Teoría socioemocional)

La actividad social cubre dos necesidades:

1)     El comportamiento social puede estar motivado por el hecho de aprender y que seamos más competentes gracias a los contactos sociales.

2)     Un apoyo emocional de las personas que nos rodean.

Los motivos relacionados con el aprendizaje tienden a declinar en el envejecimiento, especialmente cuando se ve el futuro de forma limitada. En cambio, el apoyo emocional tiende a aumentar; en la vejez es mayor que el aprendizaje.

A la hora de seleccionar, prefieren personas con las que tienen una relación estrecha. Se disminuyen los contactos, pero de forma selectiva. Los jóvenes prefieren la novedad, búsqueda de sensaciones para nuestra experiencia y aprendizaje; los mayores, la estabilidad. Se elige a la gente por su calidad emocional (más importante a medida que nos hacemos mayores, que tienen un mejor manejo de las emociones).

Para la autora, el cambio de preferencias a lo emocional, se debe a la percepción limitada que tiene la persona. Los jóvenes están más interesados en aprender cosas para el futuro, mientras que los mayores se basan en el presente (tienden a despreocuparse del futuro).

Desde esta teoría se destaca el tiempo percibido: cuando es limitado, las personas se esfuerzan en las personas que implican una satisfacción inmediata.

Los mayores se relacionan con personas que conocen de hace mucho tiempo y maximizan la relación; han aprendido a seleccionar los sujetos.

 

 

desarrollo del a personalidad

Hay dos formas de estudiar la personalidad: (en ambos casos la polémica es si muestra cambio la personalidad o no a lo largo de la vida)

 

Entender la personalidad como un conjunto de rasgos.

Todos compartimos una misma seria de rasgos y lo que nos diferencia es el grado de cada una de estas características (escalas, tests, cuestionarios…). Algunos de los modelos más conocidos son Eysenck, Cattell, 16PF; para ellos, la personalidad no se puede medir.

Estudio en Kansas City (años 50): estudio transversal y longitudinal. Prueba de TAT (proyectiva) a todos los sujetos: al sujeto se le muestra una serie de láminas donde salen personas en situaciones ambiguas y se le pide al sujeto que explique una historia incluyendo el pasado, presente y futuro.

Resultados: (El TAT mide)

·        energía del yo: hasta que punto nos vemos participantes en el mundo (actividad o pasividad). En los mayores se daba un declive (historias centradas en su interior, más reflexivas); en los jóvenes, un aumento

·        estilo de dominio: hasta que punto cree que lo que le pasa viene determinado por factores externos o internos.

Cuanto más mayores, más nos centramos en nosotros mismos (Teoría de la desvinculación); las mujeres se ven más afectadas por estos dos aspectos, los hombres se vuelven más pasivos y sumisos.

A medida que crecemos, se produce una inversión de roles. Gutman plantea que esto se debe al a presión del ambiente, que es diferente según el ciclo evolutivo. En la adultez temprana con hijos, los hombres se centran en obtener recursos externos para la familia con carácter competitivo, enérgico y dominante; las mujeres, en el cuidado de la familia con un papel pasivo y sumiso.

En la vejez estas especializaciones dejarán de tener sentido y de existir, los papeles tienden a converger.

Big Five:

1)     Neuroticismo: capacidad de adaptarse al ambiente o contexto (vulnerabilidad).

2)     Extraversión: orientación de la persona hacia la actividad y la capacidad de mantener relaciones sociales.

3)     Apertura a la experiencia: orientación de búsqueda de nuevos retos.

4)     Afabilidad: amabilidad, simpatía y trato con los demás.

5)     Escrupulosidad: tendencia hacia las normal, órdenes…

Pasan el test a las mismas personas con el paso de ciertos intervalos de tiempo (estudio longitudinal). Hipótesis:

·        Persona más reflexiva sobre sí mismo (estudio de Kansas): personas jóvenes más introvertidas.

·        Persona más rígida y conservadora (estudio de Kansas): personas mayores con tendencia a la apertura de la experiencia.

·        Personas mayores más infantiles e inestables (estudio de Kansas): mayor neuroticismo.

Resultados: la personalidad no tiende a sufrir alteraciones con el paso del tiempo.

 

Sí mismo (self).

Creen que el sí mismo (creencias, perspectivas…) está orientado a unas metas u objetivos. No se plantea que haya dimensiones iguales para todo el mundo. No valora la personalidad en escala numérica. Valores cualitativos: entrevistas, rellenar escalas…

Hay dos tipos de self:

·        Sí mismo como sujeto: percibir, actuar, interpretar…

·        Sí mismo como objeto: pensar sobre sí mismo y la imagen de cómo somos (autoconcepto e identidad).

El autoconcepto tiene 3 propiedades:

a)     Aquello que forma parte de nuestra personalidad estable en el tiempo (atributos, valores…). Identidad, continuidad y permanencia.

b)     Los atributos que forman parte de nuestra identidad han de ser aspectos muy importantes en nuestra vida.

c)     La relavancia discriminativa, aquellos que nos diferencia de las demás personas (valores).

d)     La identidad tiene una dimensión temporal (la identidad forma parte del pasado, presente y se proyecta con el futuro) y evaluativa.

El yo en el pasado tiene una estructura narrativa (se forma nuestra identidad como una historia). Tenemos un papel de protagonismo, al principio con unas metas, y luego sufre un cambio donde se ve si ha alcanzado sus metas o no. Las historias sirven para dar sentido a los acontecimientos de nuestra vida: para dar coherencia a nuestra vida (nos justificamos de lo que hemos hecho, asignamos un valor).

El yo también tiene relación con el futuro: metas y perspectivas. Las metas tienen dos funciones:

1)     Motivación: el valor de las metas es un factor causante de los acontecimientos de la vida.

2)     Contexto de evaluación: nos informan de aquello que nos acercan o alejan de nuestros objetivos. Determinará como nos evaluaremos a nosotros mismos.

Determinan hacia donde vamos y aquello que queremos conseguir. Si nos acercamos a nuestras metas tendremos sentimientos de bienestar y competencia; sino, el sentimiento de bienestar disminuye.

Markus: nuestros proyectos (self posible) los determinados en: self deseado (mayor autoestima, orgullo y bienestar) y self no deseado (peligros, riesgos).

 

¿Qué implica envejecer?

Puede representar tanto ganancias como pérdidas (estado físico) en diferentes ámbitos del ciclo vital. A medida que nos hacemos mayores tenemos más probabilidad de perder miembros queridos. Para los mayores, el tiempo empieza a ser finito, a diferencia de los jóvenes. El balance de pérdidas y ganancias es más de pérdidas.

El envejecimiento implica pérdidas reales y percibidas: biológicas, de roles sociales y de reducción en la perspectiva temporal. Esto lleva a:

·        Riesgo de implicarse en procesos que conduzcan a estados no deseables.

·        Restricción del rango de opciones evolutivas disponibles para conseguir metas deseadas.

Lo que provoca:

·        Una disminución de la discrepancia entre el self no deseado y el self real.

·        Aumenta la discrepancia entre el self deseado y el self real.

Lo que lleva a una disminución de la autoestima y del bienestar subjetivo.

La gente mayor no es más infeliz que los jóvenes. Ambos valoran su vida diferente. Las personas afrontan los problemas cambiando de identidad (modificación de valores o ideas) y/o con un cambio del contexto.

Mecanismo de defensa: las personas niegan los problemas como defensa del yo. Existen principalmente estrategias de afrontamiento tanto en acontecimientos externos como internos; se estudian mediante tests proyectivos o entrevistas.

Puede poner en uso dos tipos de estrategias ante una situación problemática:

1)     Modificar las circunstancias que no son problemáticas para llegar a nuestras metas. Cambio del mundo (estructura de asimilación).

2)     Modificar nuestras preferencias, metas u objetivos para que el problema deje de serlo. Cambio de su percepción del mundo (estrategias de acomodación).

La gente mayor adquiere una serie de estrategias para dar un buen sentido a su vida.