Perspectiva evolutiva en la personalidad

La psicología evolutiva actual ha dejado de ser una disciplina centrada en el estudio del niño y con objetivos principalmente pedagógicos para convertirse en una rama de la psicología que utiliza una perspectiva diacrónica (a través del tiempo).

Esta transformación va unida a la ampliación  de su objeto de estudio a todo el ciclo vital y a una covergencia con psicología general que la ha llevado a ser un enfoque complementario pero imprescindible en el estudio de los procesos psicológicos.

Eso mismo sucede en el estudio de la personalidad en su conjunto, donde en los últimos años se ha producido una ampliación en el interés por investigadores por los cambios en personalidad en la edad adulta y la vejez.

Hay diferentes concepciones de cambio y la continuidad en el desarrollo de la personalidad y de esas vamos a recoger, detenidamente, una de Erickson: teoría del desarrollo de la personalidad que abarca todo el ciclo vital y recogeremos las investigaciones recientes sobre la personalidad a través del ciclo vital.

El estudio del desarrollo de la personalidad plantea algunas cuestiones importantes:

·       papel que se otorga a los factores biológicos y ambientales en el desarrollo

·       consideración del papel activo o pasivo que tiene el sujeto

·       existencia o no de etapas del desarrollo

 

La cuestión teórica a la que más atención se ha prestado es la de la continuidad o el cambio que es una versión evolutiva de la polémica sobre la coherencia o los cambios en el comportamiento humano.

Tal y como ha desarrollado Kagan (1980), según él, nuestra cultura es básicamente partidaria del continuismo a todos los niveles y esa tendencia se manifiesta de modo más acentuado en el desarrollo psicológico, lo cual es debido a que se otorga una gran importancia a los factores innatos y biológicos como determinantes del temperamento infantil.

De todos modos, en las investigaciones que se han realizado para evaluar si hay convergencia o no entre factores biológicos y ambientales (para ello se han recogido datos: antes del nacimiento del niño, a los 2 días de edad para evaluar tendencias de respuesta iniciales antes de recibir influencias paternas, a lo s3 meses para estudiar la interacción madre – sujeto infantil y a los 3 años). Los resultados muestran que ambos factores biológicos y ambientales contribuyen a la evolución de la conducta.

Además, de esas investigaciones, se extrae que la conducta en la primera infancia es especialmente flexible y que los bebés no están necesariamente atados a determinadas pautas de conducta.

Otra alternativa a esa consideración proviene de las concepciones que ponen el acento en las experiencias tempranas del recién nacido como determinante de la conducta futura de ese sujeto.

Según Kagan, hay que señalar que los datos existentes no apoyan de forma sólida la opinión de que las características psicológicas a los 2 años estén relacionadas de manera clara con las que presente estos mismo sujetos 10 años más tarde, es decir, la influencia del ambiente familiar y de la interacción entre el sujeto infantil y paders, es muy importante, pero su estabilidad tiene a desaparecer 2 ó 3 años después por influencia de las nuevas experiencias.

 

Esta opinión de Kagan es compartida por diferentes autores, si bien, recientemente se han realizado algunas investigaciones que han llevado a sostener una concepción que pone más el acento en la continuidad que en la evolución. En este sentido, Sroufe ha sostenido que el estudio de la continuidad en el desarrollo afectivo y social plantea problemas derivados de la aparición en el repertorio del sujeto infantil de nuevas conductas y también derivados de la reorganización y adquisición de nuevos significados.

Este autor señala que la continuidad no se puede encontrar midiendo simplemente la misma conducta a lo largo del tiempo ya que es necesario buscar semejanzas cualitativas en las pautas de conducta.

Este enfoque no supone dar un menor énfasis/importancia a la conducta observable, sino que conlleva poner el acento en el significado, en la organización de la conducta y en los constructos afectivos que la subyacen (a la conducta).

Según Sroufe, una vez que el temperamento y la experiencia temprana han actuado para producir la personalidad del sujeto infantil, este se convierte en activo del propio desarrollo.

La construcción de la personalidad infantil se alcanzaría mucho antes cronológicamente, por tanto las experiencias tempranas tendrían una importancia fundamental.

Estas investigaciones de Sroufe y col. se han centrado en el estudio de la continuidad en las diferencias individuales, en la forma en que las conductas de apego (interacción madre-sujeto infantil) se organiza durante el primer años de vida y los datos presentados pro él a favor de esa continuidad en el desarrollo provienen de sujetos de clase media en los que no se producen cambios ambientales de importancia, mientras que los sujetos de clase baja, la estabilidad encontrada en el tipo de apego fue claramente inferior, explicado esto por la posible mayor variación de las condiciones ambientales.

 

ETAPAS DEL DESARROLLO: TEORÍA DE ERICKSON

 

En contraposición al desarrollo cognitivo en que una teoría de etapas como la de Piaget sigue siendo marco de referencia necesario, en P.P. las concepciones dominantes han sido las que postulan cambios graduales y cuantitativos que no permiten hablar de etapas o estadios. Sin embargo, existe una teoría evolutiva mediante etapas, para la cual, la personalidad está sujeta a cambios durante todo el ciclo vital y es por tanto una teoría del desarrollo global de la personalidad y no de un aspecto de ésta.

Se trata de la teoría de Erickson (1950-59 y 68) que es un desarrollo de las teorías psicoanalíticas clásicas pero en especial de una corriente norteamericana: “EgoPsychology” (psicología del yo) con ciertos añadidos de la perspectiva cultural y social.

Esta teoría consta de 7 etapas, caracterizado cada una de ellas por la aparición de un conflicto y la idea de su resolución que significa un cambio cualitativo para la personalidad.

 

 

ESTADIOS

PERIODO APROXIMADO

CONFLICTO

SUPERACIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I

 

 

Primera infancia

 

Confianza vs. desconfianza

 

Esperanza

 

II

 

 

Niñez temprana

 

Autonomía vs. vergüenza

 

Voluntad

 

III

 

 

Edad preescolar

 

Iniciativa vs. culpabilidad

 

Intencionalidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IV

 

 

 

 

Edad escolar

 

 

Laboriosidad vs. inferioridad

 

 

Competencia

 

 

V

 

 

Adolescencia

 

 

Identidad vs. rol disperso

 

 

Fidelidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VI

 

 

Adulto joven

 

Intimidad vs. aislamiento

 

Amor

 

VII

 

 

Adulto medio

 

Productividad vs. estancamiento

 

Cuidado

 

VIII

 

 

Edad madura

 

Integridad vs. desintegración

 

Sabiduría

 

 

Cada etapa tiene un determinado conflicto y una solución:

 

1)    Respecto al cuidador. Depende de si esa figura ha de estar continuamente presente, si no hay continuidad no es posible la confianza.

2)    El sujeto se puede sentir más independiente. Vergüenza porque puede llevar a cabo primeros movimientos para establecer relaciones

3)    Separación casa. Iniciativa de amigos, juegos. Culpabilidad pro cosas con amigos, inhibe la iniciativa. Se supera con buena intencionalidad.

4)    Conflicto entra entre la exigencia de participar en esa escolaridad, comenzar a hacerse un sujeto entregado al juego y la inferioridad.

Aportación de mayor laboriosidad contra inferioridad como sentimiento al no tenerse en cuenta por ejemplo una recriminación excesiva por parte del profesor. La adolescencia está en relación dialéctica con la infancia, pudiéndola o no mejorar, es decir, esta relación va hacia delante o hacia atrás.

5)    Conflicto tiene que ver con la identidad vs. rol disperso, es decir, identidad supone que el sujeto se hace cargo de su identidad sexual, toma una adquisición fundamenta, vs. rol disperso: que el sujeto siga jugando a ser varón y mujer, es decir, la identidad sexual no ha quedado bien definida. (los términos de la superación, en general en los adultos, tiene menos importancia). Fidelidad y competencia hacen que supere este conflicto.

6)    Conflicto que se refiere a la intimidad vs. aislamiento, se refiere a una continuidad con la adolescencia. Intimidad puede llevar a situación donde un sujeto quede exclusivamente con un amig@ aislándose. La superación del conflicto: amor, se vive el interés personal y la posibilidad de ver que la satisfacción tiene que tener en cuenta la integración del otro. ¿?

7)    La sociedad exige que el adulto sea productivo, que aporte algo a la sociedad, y eso está en colisión con que haya un estancamiento al no mejorar en el trabajo.

8)    El conflicto se refiere a que la edad madura comporta en que se integren los elementos de la vida anterior con elementos más sociales (pensar también en los demás) que haya posibilidad de aportar colaboración a la sociedad. Sabiduría: saber hacer, conjuntar unas cosas con otras (no conocimiento).

 

Erickson considera que estas etapas están presentes en todas las culturas (panculturales), por tanto, los conflictos son los mismos, aunque cada cultura tenga sus propios modos de resolverlos y por tanto de darles una salida.

Esta teoría ha sido y es, una fuente importante de ideas e investigación sobre el desarrollo de la personalidad y en especial referidas a la adolescencia y las edades adulta y madura. En concreto las investigaciones del yo en la adolescencia, sobre el desarrollo del autoconcepto y sobre las tareas evolutivas a las que cada persona se tiene que enfrentar; esas investigaciones sobre esos 3 temas han partido de Erickson para llevar a cabo esas investigaciones.

 

INTERACCIÓN FAMILIAR Y DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD

 

Vemos más de cerca los factores sociales/ambientales, es decir, el proceso de socialización infantil mediante el cual adquiere el sujeto infantil las pautas de comportamiento, las creencias y las actitudes propias de la familia y grupo cultural al que pertenece.

Mediante ese proceso de socialización se va a configurar un conjunto de características que, integradas, definen la personalidad de un sujeto. Ese proceso es fruto de la interacción de diferentes factores, entre los cuales hay que destacar:

·       la familia

·       compañeros o semejantes

·       escuela

·       medios de comunicación

 

Las influencias de esos agentes no son siempre convergentes, pueden ser hasta muy opuestos, pero la multiplicidad de agentes socializadores permite compensar las limitaciones de algunos de esos agentes.

En el proceso de socialización, los padres tienen la posibilidad de administrar recompensas o castigos a hijos, métodos que permiten favorecer o eliminar determinadas conductas.

La mayor parte de las adquisiciones infantiles no se producen mediante el reforzamiento directo sino a través del reforzamiento vicario, es decir, mediante la observación de la conducta de determinados modelos ofrecidos por esas figuras parentales. Es más, este planteamiento hace alusión a que la adquisición de creencias y valores exige un proceso de identificación, ese proceso no se hace deliberada y voluntariamente, son que es un proceso de orden inconsciente, no tiene nada que ver con la imitación (y además está referido al modelo).

La evaluación de la conducta de los padres ha permitido hablar de 3 tipos de pautas de crianza que han sido asociadas con determinadas conductas infantiles:

1)    Padres permisivos: afectuosos, razonan con los hijos pero excesivamente condescendientes. Lo que ha dado pie a que los hijos de estos padres sean menos competentes, más dependientes y menos seguros de sí mismos.

2)    Padres autoritarios: ejercen gran control, exigen obediencia sin mucho razonamiento y no son muy afectuosos. Hijos tienden a ser hostiles, retraídos y desconfiados.

3)    Padres autoritativos: combinan el control con las muestras de afecto y de buena comunicación. Hijos: seguros de sí mismos, controlados y autónomos.

 

Este tipo de estudios, al poner el acento de manera unidireccional (padres -> hijos y no, padres <-> hijos) han sido objeto de crítica especialmente a partir de los años 60, donde se ha puesto más de relieve el carácter activo del sujeto infantil. Eso no conlleva que las relaciones sean simétricas, es decir, relación padre-hijo es distinta a la de hijo-padre. Las influencias familiares no se dan necesariamente en un marco biosocial estable.

 

Roclvell y Elder (1982) hicieron un estudio sobre los años 20 e intentan poner de relieve la complejidad de socialización infantil porque distintos agentes interactúan entre ellos dentro de un marco histórico.

 

PERSONALIDAD A TRAVÉS DEL CICLO VITAL

 

El interés prioritario de la investigación del ciclo vital en la personalidad, ha estado puesto en establecer cuánto cambia la personalidad durante la vida de una persona y en qué medida permanece estable.

Dos líneas de investigación:

a)     perspectiva del teórico de la personalidad

b)    punto de vista constructivista

 

A)  PERSPECTIVA DEL TEÓRICO DE LA PERSONALIDAD

 

Desde esta perspectiva (Eysenck, Cattell, etc.), el objetivo ha sido demostrar la continuidad porque representa el supuesto central del concepto de personalidad.

Los estudios del ciclo vital que han adoptado los autores con un punto de vista constructivista tienden a confiar menos en la continuidad y a favorecer la idea de que la personalidad avanza a lo largo de una serie de etapas del desarrollo que están prosiguiendo a lo largo del ciclo vital.

La investigación del ciclo vital tiene que elegir entre 3 clases de diseños:

1)    longitudinal: el grupo de individuos se estudia durante un largo periodo de tiempo pudiendo establecerse el grupo a cualquier edad y también pudiendo ser estudiado durante más largos o menos largos periodos, según sea apropiado para las variables que se tratan de estudiar.

2)    Transversal: se estudian varios grupos de edades distintas en el mismo momento. Lo que varía es la edad mientras que el ambiente permanece constante.

3)    Secuencial: supone llevar a cabo o bien una secuencia de estudios transversales, o bien longitudinales o bien de los dos. Ofreciendo la ventaja de permitir la investigación de algunas factores que determinen cambios en el desarrollo dentro del mismo estudio.

 

Desde la perspectiva del teórico de la personalidad, la psicología del ciclo vital, se ha caracterizado por tres modelos de desarrollo contrapuestos:

·       modelo de estabilidad (personalidad es estable)

·       modelo de cambio ordenado (hay un cambio nada brusco)

·       modelo dialéctico (dialectiza la continuidad y el cambio)

 

 

 

En esta perspectiva teórico de la personalidad tenemos estudios:

 

1)    Longitudinales:

 

·       estudio de los niños superdotados Terman y Oden (1959). Los CI altos no desaparecen a lo largo del desarrollo sino que el niño superdotado se va convirtiendo en un adulto congran talento y con  triunfo exitoso.

·       Kagan y Mass (1962) manejó el modelo de estabilidad suponiendo que hay continuidad entre sujeto infantil y adulto, del que surgieron los llamados efectos dormidos: situaciones en las que una característica temprana es un predictor mejor de la conducta adulta que no una característica de una etapa intermedia (como puede ser la de la teoría de Erickson en adolescente).

 

Sobre estos estudios longitudinales existe evidencia importante en la consistencia de la personalidad adulta, pero también hay rasgos más consistentes que otros y conviene tener en cuenta que todavía nos e ha realizado el estudio definitivo en el que se pueden obtener medidas fiables de personalidad a lo largo del ciclo vital ya que las tentaciones de tipo práctico siguen imponiéndose a este tipo de estudios. Eso lleva a considerar que es más realista utilizar diseños transversales y secuenciales porque éstos no requieren esperar a que se complete el ciclo vital.

 

2)    Transversal:

 

Medidas de personalidad procedentes de Eysenck y Cattell para dar validez a esas teorías y demostrar que son aplicables a todas las edades.

Suele confirmar que existe una continuidad en la personalidad a través de los distintos grupos de edad; si bien, también esta investigación señala que pueden existir diferencias sustanciales entre las puntuaciones de esos grupos de edad.

 

3)    Secuencial:

 

Tenemos la investigación más amplia: Schaie y Parham (1976) partían del supuesto de la existencia de 3 tipos de rasgos, cada uno caracterizado pro una forma concreta de cambio en su desarrollo:

·       bioestables

·       aculturales

·       bioculturales

 

Este estudio ha demostrado que con la ayuda de estos diseños secuenciales, los rasgos de personalidad adulta permanecen en conjunto estables a lo largo del ciclo vital.

 

B)   PUNTO DE VISTA CONSTRUCTIVISTA

 

Mientras que el punto de vista constructivista ha utilizado en sus investigaciones una combinación de dos o más de las 3 perspectivas que se utilizan en la investigación de la personalidad:

·       teóricos de la personalidad: utiliza test psicométricos, parte de un determinado sistema teórico

·       la del ignorante de la materia: utiliza los datos recogido de amigos y familiares del sujeto

·       la del sí mismo: utiliza entrevistas largas y detalladas con los sujetos en las que se les pide ofrecer su propia explicación sobre el desarrollo de la personalidad

 

Desde el punto de vista constructivista, los estudios llevados a cabo han puesto acento en evidencia existente a favor del cambio en la personalidad.

Dos de los estudios utilizan diseños longitudinales siguiendo al mismo grupo durante ciclos de 20, 30 o más años:

·       Block (1971): ofrece datos de sujetos infantiles hasta la mitad de su vida pero moviéndose siempre en una experiencia única de acontecimientos ambientales (parte todo el tiempo de la importancia de la adolescencia)

·       Grant y Vaillant (1977): siguió a sus sujetos desde años en el colegio hasta la mitad de su vida, si bien no estaba interesado en lo del criterio, si no en cómo se desarrolla, pero con éxito, para estar plenamente integrados en la vida y ser adultos psicológicamente saludables.

 

Otro punto de vista es el de Lewinson (1978) siguen línea longitudinal pero no lo siguió, toma datos retrospectivamente en una entrevista con sujeto que se encontraban en la mitad de la vida

¿Por qué encuentran unos estudios evidencia de cambio mientras los de perspectiva teórico no?. El material recogido en estudios de Block, Grant y Lewinson cubre una amplia trayectoria que incluye datos de la perspectiva común, datos de la perspectiva del sí mismo y de los tests convencionales.

Esto es, mientras test dan pruebas de estabilidad, las autopercepciones y las percepciones de padres o amigos implican desarrollo y cambio en la personalidad. Tanto Vaillant como Lewinson consideran que existen periodos de cambios intensos durante los periodos transicionales (infancia – adolescencia – edad adulta) particulares, que están marcado por tareas específicas que al “lograrse” dan lugar a cambios de personalidad.