PERSONALIDAD Y CONDUCTA PROPOSITIVA
 
LA CONDUCTA DIRIGIDA A METAS

Parte importante de cognición es construir metas y objetivos, y con llevar a cabo/elaborar medios para llegar a ellos.

“meta” proporciona al campo de la personalidad camino para abordar características dinámicas y cognitivas de la conducta humana (no todas las características dinámicas, otras dadas por deseo, decisión y otros muchos conceptos). Concepto “meta”: raíces en obra de Wundt y funcionalismo de W.James. pero se ha desarrollado fragmentaria y discontinuamente. Escasos autores lo trabajan explícitamente. Este concepto tiene, sin embargo, ciertas ventajas como por ejemplo: recuperar la psicología de la motivación, rescatándola de la dependencia de la psicología del estímulo (externo o interno), y a la vez reconvertirla en una construcción activa del sujeto cognitiva.

La personalidad es mejor comprendida desde conducta que el sujeto se propone para alcanzar objetivos (mejor que desde conducta actual).

La conducta de la mayoría de las personas tiene una estructura organizada que parece estar dirigida hacia unos objetivos. Las personas persiguen activamente unas metas y desarrollan planes para alcanzarlos. Puede decirse que personalidad es interacción entre estabilidad y variabilidad,  porque el sujeto mantiene orientación hacia una meta y a la vez responde a exigencias concretas de cada situación.

Autores que contribuyen al desarrollo de lo anterior: Carver y Scheier, Ford, Klinfer y Pervin. Ellos contribuyen a formar lo que Pervin recoge así:

 

1.     Carácter estructurado de la conducta….sugiere que está dirigida a mentas; la conducta está motivada y la “meta” resulta un concepto motivacional muy útil. Diferenciar entre metas (objetivos desados) y planes (caminos para llegar a ellos).

2.     Metas llevan asociadas propiedades cognitivas, afectivas y de conducta manifiesta. Componentes:

·       Cognitivo: representación mental de la meta. Esto no implica que todas las metas sean conscientes, cuidado; a menudo conscientes pero no siempre, aunque a veces las personas sepan por qué hacen lo que hacen, otras veces son incapaces de explicar su conducta, o aducen razones aceptadas socialmente que no son verdaderas. Diferenciar entre razones y causas.

·       Afectivo: metas llevan asociadas emociones, por eso poder motivacional. Se asocian a placer o dolor (y otros más complejos).

·       Conductual: planes que incluyen actividades necesarias para alcanzar meta, y valoración de capacidad propia para esas actividades.

3.     Las metas se organizan jerárquicamente, lo que permite el funcionamiento fluido y dinámico. Hay metas supraordenadas, subordinadas. Si la persona posee estructura global de metas, suele ser capaz de amoldarla a exigencias externas e internas. Las metas pueden estar integradas o en conflicto.

4.     La dinámica del funcionamiento del sistema de metas implica la activación, mantenimiento y terminación de esa actividad dirigida a metas. A la dinámica del funcionamiento del sistema de metas atañe tanto activar una meta (por un estímulo interno o externo) como el seguir persiguiendo una meta a largo plazo y a menudo con grandes dificultades y por último se deja perseguir finalmente esa meta.

Conviene tener en cuenta tres principios de la dinámica del funcionamiento del sistema de metas:

·       Toda conducta compleja implica la interacción de muchas metas a la vez, se le llama el principio de multideterminación

·       La misma meta puede alcanzarse mediante varios planes (para alcanzar esas metas) por ejemplo: meta de ser persona célebre: escritor. Este es el principio de equipotencialidad significa que una meta tiene la capacidad de realizar muchas conductas diferentes.

·       La misma conducta puede expresar la operación de muchas metas diferentes (por ejemplo: sonrisa puede expresar afecto o mostrar cierta ironía/desprecio), principio de equifinalidad, que nos da cuenta del potencial que tienen muchas metas distintas de producir la misma conducta.

 

5.     “El desarrollo implica una mayor elaboración de los aspectos emocionales, cognitivos y conductuales de los sistemas de metas”. En virtud de las asociaciones con las emociones, todo puede convertirse en meta (por ejemplo: venganza, esa emoción puede hacer que una persona se dedique sólo a ello).

La asociación de la emoción con personas y con objetos y cosas, tiende a ser particularmente intensa durante los primeros años de vida; de tal modo que muchas de nuestras preferencias y rechazos más fuertes y perdurables proceden de esos primeros años. Sin embargo, durante el desarrollo, las asociaciones afectivas varían y de esa forma se alcanzan nuevas metas.

También durante el desarrollo la persona adquiere mayores capacidades cognitivas, las cuales permiten una mayor complejidad de la organización de las metas y también una organización más compleja de los planes.

6.     La psicopatología puede comprenderse en virtud de ausencia de metas, conflicto entre metas (por ejemplo: entre metas que uno desee y las que uno teme) o bien problemas en la puesta en ejecución de las metas. La terapia entonces implica la reorganización de los elementos del sistema de metas o de los planes por medio de los cuales pueden alcanzarse las metas.

Las metas se basan en emociones tanto positivas como negativas, por consiguiente cabe hablar de las metas en cuanto deseos y en cuanto miedos, sin embargo en ocasiones las personas se angustian porque carecen de metas; mientras que es más frecuente debido a un conflicto entre metas, en ese caso, el objetivo de la terapia es ayudar a encontrar medios que integren las metas que están en conflicto. Dicha terapia puede corresponder tanto a conflictos de metas específicas que uno tiene pero también puede implicar la reorganización del sistema de metas.

 

Todo este planteamiento (desde la P.P.) acerca de la acción dirigida a meta, tiene un carácter muy racional y dentro de esa línea, las investigaciones se mueven en una línea muy optimista de la capacidad de la persona para adaptarse a las exigencias internas y externas.

 

En la vida diarira/cotidiana, se constata que la gente tiene dificultades con las conductas dirigidas a meta, se llama a esto: problema de volición o crisis de autoregulación que tiene que ver con personas que no pueden hacer aquello que se propone.

W.JAMES se interesó por este tema de la voluntad y subrayó la importancia de lo que él llamó acción ideomotora, es decir, la propuesta de que la mera idea de los efectos de un movimiento es suficiente para producir ese movimiento. Sugirió que en tales situaciones había ideas que competían con esa primera idea e interferían en nuestra resolución.

La actividad puede implicar la interacción de fuerzas facilitadoras y fuerzas inhibidoras. Estas dos fuerzas operan, en principio, conjuntamente y la consecuencia conlleva el equilibrio entre esas fuerzas opuestas. James ya habló de voluntad obstruida y explosiva:

·       Voluntad obstruida: cuando hay exceso de inhibición

·       Voluntad explosiva: cuando la activación es exagerada o bien la inhibición es insuficiente.

 

Ilustra James, a través de problema de aplazar las cosas, esta voluntad obstruida, mientras que ejmplo de voluntad explosiva pone en relación con el comer en exceso.

El primer caso de voluntad obstruida, implica problemas de inhibición, ya que las personas dejan de hacer aquello que pretenden; mientras que el segundo tiene que ver con problema de adicción, en el sentido de desear compulsivamente algo (comida, bebida, etc.).

Los psicólogos de la personalidad no tienen mucho que ofrecer para comprender bien estos fenómenos, pero la mayoría de las teorías cognitivas se centran en problemas de atención, señalando que estos problemas de volición vienen por problemas de atención, ya que la persona inhibida no puede centrarse en la meta a la que aspira. Mientras qu e la persona adicta no puede centrase en una meta alternativa.

La terapia que se ha querido proporcionar es la de volver a centrar la atención en la meta deseada, lo cual tiene sentido, sin embargo, la dificultad para focalizar esa atención es parte del problema, ya que las personas con gran frecuencia se llevan sus mentes en blanco o sus mentes obsesionadas.

 

En P.P. hablamos de conductas humanas cotidianas que tienen que ver ocn problemas de atención, que es algo común. Por lo que respecta entonces alos problemas de inhibición, parecen más sencillos de explicar que los problemas de adicción porque suelen conllevar ansiedad.

¿Cómo explicar el poder de las adicciones? Las explicaciones fisiológicas no son suficientes, ya que son cuestionables en lo que respecta por ejemplo a las adicciones a la bebida, tabaco, el juego, la comida, etc. Desde la P.P. (teoría cognitiva) se adopta la perspectiva de que en esos casos ha habido un proceso fuerte de condicionamiento clásico, es decir, asociación de las emociones positivas con esa conducta que ciertamente se opone a los deseos de las personas y que sin embargo domina sus sistemas de ocntrol ejecutivo/de acción.

De todos modos, no es una solución satisfactoria del problema, y en ese sentido los psicólogos de la personalidad plantean que habrá que llevar a cabo muchas investigaciones, parece que obliga a prestar más atención a la forma en la que las metas se adquieren (su origen), algo que ha sido ignorado por los psicólogos con demasiada frecuencia y también obligan a prestar más atención a la perspectiva de que algunas metas, incluyendo las más importantes, son inconscientes.